Los efectos del ejercicio físico en los mayores

25th noviembre, 2021
Los efectos del ejercicio físico en los mayores

La práctica de ejercicio físico es una de las principales estrategias no farmacológicas para envejecer de forma saludable y mejorar la calidad de vida. El ejercicio conlleva efectos beneficiosos sobre aspectos psicológicos y físicos en personas mayores y es, a día de hoy, el principal factor de protección frente a enfermedades asociadas con la edad. Por ello, es importante realizar ejercicio tanto aeróbico como anaeróbico:

  • Las actividades anaeróbicas son breves y de gran intensidad para desarrollar fuerza y potencia. La práctica de estos ejercicios ayuda a fortalecer la masa muscular y prevenir la osteoporosis, así como a mejorar su autonomía.
  • Las actividades aeróbicas son moderadas y de mayor duración en el tiempo para lograr resistencia. Caminar o nadar son ejemplos de esta actividad.

De forma general, las recomendaciones en mayores de 65 años son:

  • Actividades anaeróbicas o de fortalecimiento o musculación, como por ejemplo el movimiento de peso, 2 o 3 días a la semana, 1-3 series de 8-12 repeticiones cada una incluyendo 8-10 grupos musculares.
  • Actividades aeróbicas o de resistencia durante al menos 75 minutos a la semana. La mejor forma es en bloques de entre 10 a 30 minutos repartidos durante la semana.

Las personas que presentan movilidad reducida es fundamental que realicen ejercicio físico al menos 3 días a la semana para mejorar su equilibrio y evitar caídas.

El ejercicio físico también juega un papel muy importante en la salud neuropsicológica, mejorando el patrón del sueño, la salud cognitiva y los estados depresivos.