Las prótesis dentales en la tercera edad

28th noviembre, 2019

Al sumar años, la pérdida de las piezas dentales no sólo afecta estéticamente, sino que tiene un gran impacto en la salud. La solución está en el empleo de prótesis o dentaduras postizas adaptadas a las necesidades del paciente. Entre las razones por las que una persona puede carecer de dientes encontramos:
Agenesia: se produce cuando la persona tiene el diente primario o de leche, pero no el permanente que debe reemplazarlo.
Enfermedad dental: las más frecuentes son las caries y las enfermedades periodontales.
Golpes y traumatismos: dependiendo de su magnitud pueden suponer desde la rotura de los dientes hasta la pérdida completa de las piezas.
Problemas mecánicos: como el bruxismo pueden dañar las piezas dentales hasta el punto de producir roturas o que sea necesario extraerlas.
Lo primero que hay que hacer si se produce alguna de estas situaciones es visitar a nuestro odontólogo, ya que es el que mejor nos puede orientar sobre el tratamiento más adecuado para nosotros. El especialista valorará las consecuencias de dejar el espacio libre o, por el contrario, la conveniencia de poner una prótesis dental. Si el odontólogo determina que lo más beneficioso para el paciente es reponer las piezas perdidas, es necesario que nos asesore sobre las diferentes opciones y tratamientos. Debido a lo importante de esta decisión, es fundamental que confíes plenamente en el criterio de tu dentista.