¿Cómo controlar el asma?

16th julio, 2021

Personas mayores con asma.

El asma es una enfermedad crónica cada vez más común, y el 5% de los adultos la padece.

En las últimas décadas, su prevalencia ha aumentado significativamente en personas de todas las edades. Sin embargo, el 52% de los españoles con asma no recibió el diagnóstico correcto, y entre los que presentaban síntomas frecuentes, el 26% no recibió ningún tratamiento.

En los ancianos, la condición de diagnóstico sigue siendo pensar que las personas mayores de 60 años no volverán a tener asma, sobre todo si no tienen alergias, una falacia que debemos descartar para poder hacer un juicio correcto.

Detectar y establecer adecuadamente los tratamientos adecuados para mejorar los síntomas. El asma se caracteriza por un proceso de inflamación bronquial, los síntomas más comunes son tos, fatiga, dificultad para respirar, asfixia, opresión en el pecho y ataques de fatiga nocturna.

Además, en algunos casos, el asma puede ocurrir debido a ciertos estímulos alérgicos, como el polen, los ácaros del polvo, el epitelio animal y ciertos alimentos. De hecho, aproximadamente la mitad de los casos de asma en adultos son alérgenos. Existen otros factores que pueden causar asma, como la obesidad, el tabaquismo, el estrés, el estado de ánimo, la contaminación del aire, la exposición a barnices, aerosoles y productos de limpieza. Algunos de ellos, como fumar y tener sobrepeso, pueden y deben evitarse.

Finalmente, se mencionar que la cronicidad del asma tiene una gran influencia en las actividades diarias de los pacientes. En términos generales, su calidad de vida disminuirá. Según la investigación, tiene el mayor impacto en las personas mayores. Este estudio muestra que las enfermedades respiratorias crónicas como el asma se asocian con una mayor prevalencia de síntomas depresivos y ansiedad, especialmente en los ancianos.