2020, un mal año para los alérgicos

7th mayo, 2020

El Estado de Alarma ha traído varios problemas además de las desgracias provocadas por el COVID-19. Una de ellas es la paralización de las labores de mantenimiento de parques, jardines y zonas verdes. Esta paralización durante los meses de abril y mayo ha provocado que los datos de polen hayan aumentado hasta niveles que no se recordaban en muchos años. Algo que puede resultar fatal para las personas que padecen alergias, especialmente para las de la tercera edad.

Con este impedimento para la respiración, este año más que nunca, es conveniente seguir unos consejos muy sencillos. No olvidar las gafas y mascarillas, si fueran necesarias, que nos protejan las mucosas de los ojos, nariz y boca. Conviene huir de las zonas con plantas a las que hayamos dado positivo en las pruebas y por supuesto seguir siempre las instrucciones de nuestro médico.

Sólo una cosa más, recordar la importancia de la limpieza tanto la de nuestras manos como la de nuestra casa o residencia, algo que en Geriatel nos esforzamos por cumplir al cien por cien. No conviene ventilar las habitaciones a primera hora sino esperar por lo menos hasta las once o doce de la mañana.