La incontinencia urinaria, causas y tratamiento

5th octubre, 2016
Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria consiste en una pérdida involuntaria de orina. La persona tiene una necesidad de repente de orinar, pero es incapaz de retener la orina.

Estas pérdidas se pueden producir por algún estímulo repentino como el estornudar, reír o bien también por hacer algún esfuerzo físico. Esto supone un problema higiénico, social y psíquico, ya que esta situación influye en la vida cotidiana del o la afectada.

Los expertos afirman que la incontinencia urinaria no es una enfermedad, sino la consecuencia de una alteración en la fase de llenado vesical al que se presenta en numerosas enfermedades.

Es más común que se de en personas mayores, mujeres o los niños que padecen de enuresis.

CAUSAS

La incontinencia urinaria se produce cuando la presión de la vejiga es más fuerte que la uretra. Este trastorno puede deberse a una hiperactividad del músculo. Los principales motivos son:

  • Problemas neurológicos.
  • Por una alteración del esfínter y del suelo pélvico.
  • Relajación del esfínter inapropiada o lesión orgánica.

Uno de los principales síntomas de la incontinencia urinaria es pérdida de forma repentina justo al toser o estornudar. Es cuando más visible se hace la incontinencia. También se puede dar el caso de sufrir una pérdida cuando mantenemos relaciones sexuales o realizamos actividades físicas.

CONSEJOS 

Existen algunos consejos para la prevención de la incontinencia urinaria.

  • Seguir una dieta sana y equilibrada, como el caso de la mediterránea.
  • Reducir el consumo de bebidas como café, refrescos, alcohol o cítricos, entre otros.
  • Evitar las comidas picantes.
  • Consumir menos productos diuréticos para tener menos ganas de orinar.
  • Intentar no beber entre 2 y 4 horas antes de dormir.
  • No empujar al orinar, para no esforzar al suelo pélvico.
  • No ingerir bebidas antes de ejercicios físicos.

En cambio, existen unos ejercicios, llamados de Kegel, que ayudan a fortalecer los músculos que se encuentran alrededor de la uretra y del suelo pélvico. Estos ejercicios consisten en la realización de una serie de contracciones y relajaciones y debemos repetirlo a lo largo del día varias veces.

 TRATAMIENTO PARA LA INCONTINENCIA URINARIA

Para mejorar esta patología, debemos seguir estos sencillos pasos, a modo de tratamiento:

  • Intenta crear un horario para ir siempre al baño. Una rutina.
  • El suelo pélvico se encuentra debilitado, por lo que debemos hacer ejercicios para fortalecerlo.
  • No debemos esperar a que la persona pida ir al baño, ya que en la mayoría de los casos no aguantan.
  • Estar atentos a algunas señales como observar y ver si esa persona está inquieta, nerviosa, si se tira de la ropa ya que estas señales nos indican que seguramente tenga necesidad de ir a orinar.
  • Si vamos a viajar o a salir por un tiempo prolongado lo mejor es llevar ropa para poder hacer el cambio si se produce una pérdida.
  • Debemos ser comprensivos y no culpar a la persona si hay un “accidente”, podemos estar seguros de que la persona afectada es la que más sufre por ello.
  • Evitar el sobrepeso y la obesidad, de esta forma se reducirá la presión intraabdominal.