Los golpes de calor en los adultos mayores

26th mayo, 2021

El verano está a la vuelta de la esquina y las temperaturas han empezado a subir poco a poco. En la entrada de esta semana queremos dejaros unos consejos para evitar los golpes de calor en los adultos mayores pues son la población con mayor riesgo de sufrirlos.

¿Cómo afecta el calor a nuestro cuerpo?

Cuando hace mucho calor, de forma muy intensa, nuestro organismo se esfuerza en adaptarse y mantener la temperatura corporal normal: sudamos más, las venas se dilata y tenemos menos ganas de hacer cosas.

Además, el calor puede causar desde irritaciones en la piel, agotamiento, calambres y hasta un aumento de temperatura tan drástica que puede ponernos en serio peligro.

¿Cómo evitar los golpes de calor?

Hidratarnos continuamente: beber muchos líquidos, sobre todo agua.

-Comer platos ligeros que aporten hidratación extra: frutas, ensaladas, sopas frías, etc.

-Echarnos crema solar antes de salir de casa. Si tenemos que salir, caminar y permanecer por la sombra y en lugares frescos.

-Intentar no salir al exterior en la franja horaria más calurosa y dañina, es decir entre las 12 hasta las 17 horas.

-Utilizar ropa ligera, fina y tejidos transpirables, como el algodón y el lino.

Ventilar la casa durante las horas de menos calor. Cuando las temperaturas suban, habrá que cerrar las ventanas, bajar las persianas y utilizar aparatos como ventiladores o aire acondicionado.