Haz deporte sin que la artrosis te importe

24th octubre, 2019

Cuando nos acercamos a la tercera edad, es fácil notar que las articulaciones de las rodillas empiezan a darnos avisos al hacer ejercicio físico con cierta intensidad. Especialmente es algo que se suele dar al practicar deportes como el pádel o el fútbol, dónde las extremidades inferiores sufren más.

Si tienes más de 40 años, prácticas running, fútbol, ciclismo, padle o tenis, artes marciales….con regularidad y has empezado a notar síntomas tales como desgaste y dolores en las articulaciones, pinchazos en la rodilla, algo de tendinitis en algún tendón o elongación de algún ligamento, no te asustes, es normal. Vamos a intentar que estas molestias no nos impidan realizar prácticas deportivas, ni alterar nuestro ritmo diario de vida. Haz deporte sin que la artrosis te importe.

Para continuar sin problemas, un remedio muy recomendado es la aplicación de hielo para bajar la inflamación naturalmente. Además, podemos fortalecer la musculatura, alternándolo con un sensato reposo, añadiendo un plus a nuestros tejidos, cartílagos, huesos y tendones algún compuesto rico en Sulfatos de Glucosamina y Condroitin, Magnesio, Fósforo y Silicio; también Calcio, vitaminas C, D, E y las del grupo B.

Se puede decir que son el cóctel favorito para cuidar y proteger el desgaste de las articulaciones y estructura de los tejidos, colaborando al mantenimiento de la flexibilidad y elasticidad de los mismos. Entre todos ellos, expertos farmacéuticos recomiendan Cartilavant.

Este complemento alimenticio es condroprotección más completa y una ayuda en el cuidado oseoarticular. Está fabricado a base de mucopolisacáridos de origen marino, silicio y vitaminas del grupo B. Reduce el dolor, la inflamación y mejora la capacidad funcional. Además, estimula la síntesis de colágeno natural en el organismo y reúne los elementos antes mencionados.

Hay que tener en cuenta que el 80% de las lesiones producidas como consecuencia de practicar deportes comprometen nuestras articulaciones y tejidos. Por ello, también te recomendamos que te dejes asesorar por profesionales médicos o farmacéuticos.