¿Cuáles son las principales causas de las caídas en ancianos?

17th julio, 2019

Las caídas en la tercera edad son un problema grave porque puede tener consecuencias muy dolorosas que impliquen incluso la intervención quirúrgica para implantar una prótesis ósea.

La osteoporosis es una de las enfermedades más comunes en las personas mayores. Esta enfermedad se caracteriza por una mayor fragilidad en los huesos debido a las dificultades de calcificarlos, consiguientemente pierden masa ósea y se hacen más quebradizos.

De esta forma, cuando una persona mayor se cae, tienen un mayor riesgo de sufrir fracturas óseas, sobre todo en determinadas áreas como las caderas. Para fortalecer los huesos es esencial realizar ejercicio físico con frecuencia y, además, seguir una dieta rica en calcio y vitamina D.

Además, en la tercera edad se pierde movilidad de manera progresiva, lo que supone otra de las principales causas de las caídas. Es importante para reducir los riesgos implantar en la vida cotidiana todo tipo de ayudas técnicas como asideros, andadores, muletas, etc. Y, sobre todo, eliminar de la casa todo tipo de obstáculos. En cada casa se deberá estudiar las características de la misma y las rutinas de la persona mayor que la habita.

Una de las zonas en las que más caídas se producen es el baño, y más concretamente la bañera. Se trata de una superficie muy resbaladiza que los mayores deben evitar a toda costa. En estos casos, lo ideal es cambiar la bañera por una ducha, para así evitar cualquiera caída y es recomendable incluir asideros.

Y, por último, cabe destacar que determinadas enfermedades también aumentan el riesgo de sufrir caídas en la tercera edad: demencia, arritmia, hipotensión, enfermedad de Parkinson, etc.

Si deseas obtener más información sobre los riesgos de caídas y sobre cómo tratamos de prevenirlos en Geriatel, ponte en contacto con nosotros. Te ofreceremos información detallada para resolver tus dudas.