Algunas recomendaciones nutricionales para personas de la 3ª Edad

4th febrero, 2021

Llevar una correcta alimentación durante la 3ª Edad es muy importante para mantener una vida saludable. No tener una adecuada nutrición en este grupo de población supone, tanto si se trata de personas sanas o con patologías establecidas, un mayor riesgo de contraer enfermedades e incluso aumento de la mortalidad. Además de la aparición de deterioro cognitivo, anemias, dificultad para controlar muchas enfermedades y una aceleración de las enfermedades degenerativas, que ya de por sí producen malnutrición.

Para empezar, la dieta en las personas durante esta etapa de sus vidas debe ser variada para asegurar que contenga todos los nutrientes necesarios. Se deberá reducir el consumo de grasas saturadas, como las carnes rojas y los embutidos, y aumentar la ingesta de alimentos ricos en ácidos esenciales omega-3 y omega-6, por ejemplo con pescados como el salmón.

También se tendría que aumentar el consumo de grasas vegetales, consumiendo más aceite de oliva. Actualmente existen muchos alimentos envasados en cuya composición aparecen los aceites vegetales, pero sin especificar su procedencia, ya que puede tratarse de aceites de coco, palma o palmiste, que tienen un alto contenido en grasas saturadas.

Hay que prestar especial atención al consumo de sal y azúcar, y consumirlos siempre con moderación. Además, la leche y los derivados lácteos deben tomarse desnatados o semidesnatados.

Es muy importante aumentar el consumo de las frutas, las legumbres, las verduras y los cereales, dado su elevado contenido en nutrientes, vitaminas, minerales y fibra. Todo esto es primordial para evitar el estreñimiento.

Finalmente, recomendamos ingerir mucho agua a lo largo del día, preferiblemente fuera de las comidas y en pequeñas cantidades. De esta manera se asegura una correcta hidratación del organismo.