La relación de abuelos y nietos, un amor incondicional

9th agosto, 2019

Los abuelos tienen un papel muy importante en la vida de los nietos. Son fuente de amor incondicional, mediadores de la familia y un modelo de envejecimiento, en algunos casos son los encargados de cuidar de los nietos cuando los padres están trabajando.

Los nietos son para los abuelos son una fuente de cariño, alegría y satisfacción, porque, exceptuando casos extraordinarios, ellos ya no tienen obligaciones de criarlos, ni de educarlos se limitan únicamente a mimarlos y consentirlos que para ellos es un placer y lo hacen encantados, los nietos a cambio les corresponden con diversión y amor.

No sólo les legan el apellido, sino también actitudes, hábitos, gestos, y, a veces el gusto por una determinada profesión. Proyectan sus ilusiones en los nietos, de ahí que les den la satisfacción de deseos o aficiones que ellos no se pudieron tener. En resumen. los nietos son para los abuelos una inyección de vida.

¿Y los abuelos para los nietos? Principalmente, son un apoyo emocional: dan amor, afecto y satisfacción. Ofrecen un amor ilimitado porque ya no tienen las obligaciones derivadas de educar como lo hacen sus padres y hacen de puente entre los padres y los hijos. Se convierten en un ejemplo a seguir, porque, los animan a trabajar, esforzarse y se vuelven sus confidentes.

Se suele decir que los abuelos que tienen una estrecha relación con los nietos suelen padecer menos depresiones, porque, ambos obtienen un beneficio mutuo de esa relación. Ellos les dan una seguridad y un afecto a los nietos que se convierte en imprescindible, y, por otro, los niños revitalizan y rejuvenecen a los abuelos porque vuelven a sentirse necesarios e importantes para alguien.