Síntomas de leucemia en personas mayores

10th noviembre, 2017
síntomas de leucemia en personas mayores

La leucemia es un tipo de cáncer en la sangre y es una enfermedad menos frecuente que otros tipos de cáncer. La leucemia se caracteriza por un aumento de los glóbulos blancos (leucocitos) en la médula osea. Estos glóbulos son inmaduros y disfuncionales, lo que hace que perturbe a la formación normal de la sangre y conduce a una falta de leucocitos, glóbulos rojos (eritrocitos) y plaquetas (trombocitos) que son los glóbulos maduros y sanos. 

El profesional médico, a través de un diagnóstico y análisis de sangre puede clasificar la variante de leucemia presente, en el que además, sería necesario una muestra de de médula ósea. Se distinguen cuatro tipos de leucemia que detallamos a continuación:

  • Leucemia linfoblástica aguda (LLA): se produce principalmente en los niños. La LLA aparece también en el cerebro y las membranas cerebrales y, por tanto, se pueden producir síntomas neurológicos como parálisis.
  • Leucemia mieloide aguda (LMA): este tipo de leucemia surge de las células mieloides inmaduras. Las células mieloides son células madres de glóbulos blancos. La LMA puede surgir también de glóbulos rojos (eritrocitos) degenerados.
  • Leucemia mielógena crónica (LMC): los granulocitos, subtipo celular de los glóbulos blancos, se multiplican enormemente en la LMC. Si la LMC llega a la fase aguda, surge la llamada crisis blástica. Entonces se liberan muchas células blancas inmaduras y no funcionales a la sangre.
  • Leucemia linfocítica crónica (LLC): los médicos incluyen la LLC entre los llamados linformas no-Hodgkin. Se produce principalmente en personas mayores. En la sangre y la médula ósea, los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo se acumulan los llamados linfocitos B.

¿Cuáles son los síntomas de leucemia en personas mayores?

Los síntomas de leucemia comienzan a aparecer cuando el número de células cancerígenas (anormales) en la sangre crece y la médula ósea no puede fabricar las células normales de la sangre que el cuerpo necesita.

Tener pocas células normales en la sangre, sean glóbulos blancos, glóbulos rojos, o plaquetas, puede causar una serie de síntomas. En la leucemia aguda, los síntomas aparecen y empeoran rápidamente.

Los síntomas más usuales son: fatiga, malestar, pérdida de apetito con la consecuente pérdida de peso, fiebre, anemia, falta de aliento, palidez, palpitaciones (cuando los latidos del corazón van demasiado rápidos), debilidad, mareo, moratones generalizados, hemorragias nasales frecuentes o graves, sangrado de las encías, puntos rojos en la piel (petequias), infecciones frecuentes (neumonía, cistitis, infección de encías o alrededor del ano, herpes labial), vómitos, dolor de cabeza, dolor de garganta, sudores nocturnos, dolor en los huesos y las articulaciones, ganglios linfáticos agrandados (en el cuello, las axilas, la ingle o encima de la clavícula), malestar abdominal o sensación de estar lleno, problemas de la vista, llagas en los ojos e hinchazón de los testículos.

Además, existen otros síntomas de leucemia en personas mayores menos frecuentes, como pueden ser:

  • Cloroma (sarcoma granulocítico), un grupo de células de leucemia bajo la piel o en otras partes del cuerpo, similar a un tumor.
  • Síntomas en la piel: 
  1. Leucemia de cutis: ocurre cuando las células de la leucemia entran en la piel. Las llagas o parches pueden ser de cualquier tamaño y suelen ser de color rosa o canela.
  2. Vasculitis leucocitoclástica: se asemeja a una reacción alérgica en la piel. Las úlceras suelen aparecer en las extremidades (manos y pies).
  3. Síndrome de Sweet (dermatosis neutrofílica febril aguda): con fiebre y llagas dolorosas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

No hay una causa conocida ni única para la leucemia. La mayoría de los cánceres son el resultado de muchos factores de riesgo a la vez. Sin embargo, algunas personas con leucemia no tienen factores de riesgo identificables.

El tratamiento para la leucemia lo determinan los especialistas en cáncer (oncólogos), que a veces son especialistas en cirugía, en radioterapia y en quimioterapia (fármacos).

Las decisiones de tratamiento para la leucemia se basan en el tipo de leucemia, la edad de la persona, las anomalías cromosómicas (genéticas) y la salud general de la persona.

Nuestros servicios geriátricos en Madrid que ofrecemos en Geriatel, están dirigidos a proporcionar un entorno de bienestar para los adultos mayores con síntomas de leucemia.