Protección de la piel en verano

7th junio, 2016
protección piel mayores,

Los expertos en dermatología señalan la importancia de la protección de la piel en verano, sobre todo en los mayores, para prevenir enfermedades como el cáncer o melanóma, entre otros, por lo que hoy queremos señalar algunos cuidados y recomendaciones. 

Se indica una serie de cinco medidas básicas y necesarias para una mejor protección de la piel en verano.

  • El bronceado. Este es el resultado del daño solar en nuestra piel durante todo el tiempo, por lo que debemos protegernos todos los días. Los dermatólogos intentan transmitir este mensaje casi a diario, desde que se conoció el efecto negativo de los rayos solares en la piel.
  • Los fototipos I y II. Estas corresponden a las pieles blancas y pelirrojos, ya que son las más sensibles y por ello tienen más riesgo de sufrir quemaduras. Se deben proteger más del sol.
  • Evitar la exposición solar en las horas intermedias del día, entre las doce y las cuatro del mediodía.
  • Señalar que, las mejores medidas de protección de la piel en verano son las físicas, como el las gafas de sol, sombrero, sombrillas y ropa entre otros.
  • Aplicar fotoprotectores tópicos frente a UVA y UVB a diario para reducir los daños del sol en nuestra piel.

A la hora de adquirir una crema protectora hay que tener en cuenta el índice de protección. El factor de protección solar (abreviado FPS o SPF en inglés) se considera la información más fiable para el consumidor como medida de su eficacia. El FPS mide protección frente a UVB.

Seguir estas recomendaciones para la protección de la piel de nuestros mayores en verano es fundamental. La prevención es el mejor tratamiento.