Los problemas de la malnutrición en ancianos

10th noviembre, 2018

Llegadas ciertas edades nuestros mayores pueden llegar a sufrir de malnutrición, esto puede deberse a varios motivos, entre los que se encuentra el hecho de que muchos ancianos viven solos, y esto dificulte labores tan sencillas como que puedan acudir a hacer la compra o que puedan prepararse una comida que contenga los nutrientes necesarios. Y no solo eso, sino que en caso de estar enfermos puede darse el caso de que se pierda el apetito.

Ancianos y nutrición: una prioridad

Como hemos comentado antes la malnutrición es un estado de salud derivado de una dieta insuficiente y desequilibrada que no cubre las necesidades alimenticias de la persona. Para que esto no suceda hay que asegurarse que nuestros ancianos lleven al día una buena nutrición para evitar enfermedades como: infecciones, neumonías, desordenes… e incluso caídas propias de la falta de energía.

Por ello es primordial que se proporcione una alimentación saludable a los ancianos, a continuación os dejamos una serie de alimentos recomendados para personas de tercera edad: cereales integrales (para que el aporte de fibra ayude a prevenir problemas de estreñimiento), no menos de ocho vasos de líquidos (en forma de zumos, agua, sopa, leche… que ayuden a mantener hidratado su cuerpo), lácteos (realmente importantes dado que son la única fuente calcio de la que disponen en su alimentación y ayuda a reforzar los huesos). Y por supuesto, no podemos dejar de lado los alimentos ricos en proteína como la carne, las legumbres y los huevos.

Sin embargo, en muchas ocasiones el anciano puede negarse a comer. Esta falta de apetito se denomina hiporexia y puede ser causada por diversas causas, entre las que se encuentran posibles problemas en la dentadura, ausencia de apetito por falta de actividad, pérdida de facultades en el sentido del gusto… Por todo ello hay que hacer que la comida que vayamos a proporcionarle le apetezca (incluyendo alimentos de su gusto y fáciles de comer).

Esperamos que este artículo os haya sido de suma utilidad. Si queréis más información relacionada con la nutrición de las personas mayores os animamos a que estéis atentos a nuestra página web.