¿Cómo podemos mejorar la memoria en los más mayores?

1st junio, 2018
Actividades para mejorar la memoria en mayores

Uno de los problemas que más preocupación causa el avance de la edad, es la pérdida de memoria. Se refleja en multitud de formas, pero una de las más comunes sea probablemente la de la demencia, provocando una pérdida de salud física y mental considerable.

¿Existe prevención posible para estos problemas de pérdida de memoria?

Es siempre recomendable trabajar la agilidad mental y la percepción en las personas más mayores, desarrollando la capacidad perceptiva de igual manera que cuidamos la forma física. Al fin y al cabo, es nuestra capacidad cerebral la que nos permite que el resto de nuestro organismo responda de manera adecuada. La estimulación cognitiva puede ayudarnos a prevenir trastornos como la demencia.

¿Cómo podemos estimular la capacidad cognitiva?

Mediante determinadas actividades, podemos dar plasticidad a nuestra reserva cerebral, siempre desde la acción sistemática, organizada y constante. Algunas de estas actividades más destacadas son:

  • La lectura: Sin duda, uno de los mejores ejercicios para entrenar nuestra mente. Es recomendable leer cada día entre media hora y una hora y media.
  • Trabajar la memoria: Trabajar con nuestra memoria con pequeñas tareas como la lista de la compra, anécdotas o historias que sucedieron hace tiempo, o simplemente las tareas que te quedan por hacer en el día son sencillos pasos que nos ayudan a mejorar la agilidad.
  • Observar fotografías: Es un ejercicio fácil y  muy práctico que suele gustar a los más mayores. Es similar al hecho de recordar y a contar lo que sucedió en el momento de la fotografía.
  • Los juegos: Las actividades lúdicas suelen agradar a todos, así como a los más mayores. Son realmente interesantes juegos como el ajedrez, cartas, puzzles o, por supuesto, aplicaciones de nuestros dispositivos. Se divierten además de ejercitar la mente.
  • Las nuevas actividades y aprendizaje constante plantean un estímulo fantástico para la capacidad cognitiva. Conocer lugares nuevos, entablar nuevas relaciones, o hacer cosas que no habíamos hecho nunca nos mantiene alerta y ejercitando el cerebro.
  • El ejercicio físico sigue siendo crucial para que nuestro organismo funcione en armonía con el sistema nervioso. Mejorar el ritmo cardíaco y la circulación puede resultar crucial.
  • Un estilo de vida saludable combinado con la actividad física nos garantiza ciertas ventajas para mantener nuestro organismo en forma, incluyendo nuestra capacidad mental. Unos ciclos de sueño adecuados y una alimentación saludable pueden ser determinantes para evitar el deterioro de nuestro organismo.

Ayudar a nuestros mayores a ponerse a prueba, superarse y no tirar la toalla es clave para favorecer su entrenamiento cognitivo y frenar las patologías de la pérdida de memoria.