Fibromialgia: causas, síntomas y diagnóstico

25th abril, 2017
fibromialgia, causas, diagnóstico y síntomas

La fibromialgia es una de las enfermedades reumáticas más frecuentes, además no es inflamatoria y está caracterizada por contracturasmusculares y se considera una forma especial del reumatismo de partes blandas.

¿Sabías que  al menos el 2% de la población sufre de fibromialgia, especialmente las mujeres, afectadas hasta nueve veces más a menudo por esta enfermedad que los hombres?

El dolor en las fibras musculares puede ocurrir a cualquier edad, tanto en los niños como en ancianos.

Fibromialgia, causas

Las causas de la fibromialgia no son hasta ahora muy claras, algunos expertos dicen que puede tener un factor hereditario y genético. En otros casos, la fibromialgia se produce como resultado de trastornos inflamatorios reumáticos, enfermedades autoinmunes e infecciones virales.

También pueden provocar la fibromialgia los tumores malignos, enfermedades neurológicas como el Parkinson o accidentes.

Si se trata de algunas de estas causas, se denomina síndrome de fibromialgia secundaria, aunque en la mayoría de los casos la causa real de la fibromialgia es desconocida.

Fibromialgia, síntomas

Por lo general, los síntomas de la fibromialgia incluyen dolores fuertes, a veces sordos, a veces ardientes en los llamados puntos sensibles. Estos son los músculos y tendones que se extienden por todo el cuerpo y tienen un grosor aproximado de un centímetro. Es muy fácil detectar porque con tan solo una pequeña presión en estos puntos ya provoca dolor. Este dolor se produce tanto de día como de noche y puede durar bastante, a veces incluso prolongarse durante años.

fibromialgia

Se han identificado 18 de estos puntos, los cuales se extienden por todo el cuerpo, como podemos apreciar en la imagen.

Los síntomas adicionales incluyen fatiga, dolores de cabeza, trastornos del sueño, rigidez matutina de las articulaciones y tendones, hinchazón de manos, pies o cara. Otros síntomas comunes son dificultad para concentrarse, letargo, depresión, náuseas y sensibilidad a los cambios de tiempo.

Fibromialgia, diagnóstico

Como hemos comentado anteriormente, la fribromialgia es difícil de diagnosticar, por lo que a menudo los pacientes viven un auténtico caos hasta que tienen un diagnóstico correcto.

En la mayoría de los casos, se somete al paciente a un examen médico completo, sobre todo para investigar los puntos sensibles comentados en el anterior apartado.

Aunque los casos de fibromialgia no acostumbran a provocar ningún cambio apreciable mediante análisis de sangre o rayos X, estas pruebas se pueden llevar a cabo, por ejemplo, para excluir otras condiciones como pueden ser enfermedades reumáticas, enfermedades autoinmunes o inflamaciones musculares.

Fibromialgia, otras medidas para tratarla

  • Ejercicio regular. La práctica regular de deportes de resistencia como correr, caminar, bicicleta o nadar suponen una ayuda eficaz contra la fibromialgia. También una sesión de ejercicio cardiovascular bajo la supervisión de un terapeuta deportivo ha demostrado ser muy útil para algunos pacientes.
  • Fisioterapia. Existen varios tratamientos de fisioterapia que contribuyen a aliviar el dolor. Estos incluyen tratamientos de frío y calor, masajes del tejido conectivo y ejercicios dirigidos de fisioterapia.
  • Psicoterapia. Uno de los métodos psicoterapéuticos favoritos para tratar la fibromialgia es la terapia cognitiva conductual.
  • Técnicas de relajación. El dolor persistente es una tremenda carga sobre los pacientes y les causa un enorme estrés. Es por eso que en casos de fibromialgia es tan importante aprender a relajarse con regularidad. Para este propósito recomendamos entrenamientos autógenos, yoga, meditación o la relajación muscular progresiva.
  • Tratamiento del dolor. Para aliviar el dolor el analgésico tramadol es especialmente adecuado. Sin embargo, la desventaja de este medicamento es que conduce a la adicción con el uso prolongado. Este riesgo debe valorarse seriamente. Métodos alternativos se han mostrado efectivos para aliviar el dolor del paciente de fibromialgia, como la acupuntura o la osteopatía.
  • Antidepresivos. Para el tratamiento médico de la fibromialgia a veces se recurre a los antidepresivos. Especialmente los llamados antidepresivos tricíclicos dan buenos resultados porque reducen el dolor, mejoran la calidad del sueño y la salud general.

En nuestra Residencia de ancianos en Madrid siempre estamos muy pendientes a estas enfermedades tan comunes en la tercera edad.