Encontrar un cuidador de fiar ¿Misión imposible?

10th marzo, 2019
Día de la solidaridad: voluntariado

Si estás buscando un cuidador de ancianos, verás que no es una cosa fácil. Para cuidar a nuestros mayores es importante encontrar una persona que cumpla al menos dos características: que disponga de una formación mínima sobre el cuidado de ancianos y que ofrezca un trato cariñoso y cercano.

Nuestros mayores necesitan cuidados y atenciones para desarrollar una vejez digna. En la sociedad en la que vivimos es muy complicado disponer de tiempo, recursos y proximidad para cuidar de nuestros mayores. La soledad en la tercera edad es la queja más común de este colectivo. Por ello, es importante que nuestros mayores estén debidamente atendidos y se sientan los suficientemente queridos.

Lo ideal, si la situación lo permite, es que las personas mayores sigan viviendo dentro de su entorno social y urbano. Por ello, en la medida de lo posible se debe tratar de que vivan en su propia casa o en la de sus familiares. No obstante, en muchas ocasiones, es imprescindible buscar una persona externa y profesional para que nos ayuda a cuidar a nuestras personas mayores cuando no puede hacerlo la familia.

¿El cuidador necesita formación en cuidados geriátricos?

Para buscar a una persona adecuada es imprescindible que tenga formación en cuidados geriátricos. Las necesidades y cuidados de las personas de la tercera edad son muy específicas y es necesario saber cómo reaccionar en cada situación. Por ello no es recomendable dejar a nuestros mayores en manos de personas sin nociones de geriatría y sin experiencia en el cuidado de personas mayores.

Existen agencias de reclutamiento y selección de perfiles laborales específicos para el cuidado y atención de las personas mayores. Este tipo de agencias pueden ayudarte a encontrar una persona adecuada. Pero también es importante que la persona mayor se encuentre cómoda con su cuidador o cuidadora. Tómate tu tiempo para encontrar a la persona idónea.