¿Demencia o deterioro cognitivo? Estas son sus diferencias.

17th septiembre, 2018

La demencia y el deterioro cognitivo son  las patologías neurológicas más frecuentes en ancianos. Contribuyen a reducir la capacidad de los más mayores, constituyendo un problema de salud pública de primer orden.  Sólo el cáncer y el infarto agudo de miocardio superan en número a los pacientes de estas afecciones. No resulta fácil discernir cuáles son las diferencias principales que existen entre una demencia leve y un deterioro cognitivo. No obstante, en Geriatel queremos acercaros a estas sutiles diferencias.

¿Qué diferencias hay entre demencia o deterioro cognitivo leve?

La diferencia fundamental que existe entre deterioro cognitivo y la demencia es que el primero afectaría solo a la memoria. Sin embargo, la demencia aqueja también a otras funciones cerebrales. Esta puede llegar a impedir el desarrollo normal de las actividades de la vida diaria e incluso interferir en la capacidad del paciente para cuidarse por si sólo.

El deterioro cognitivo normalmente está relacionado con la edad, y lo presenta el 30% de las personas mayores de 65 años, aumentando su proporción según se va incrementando la edad. No existen diferencias significativas en su aparición por sexos, pero si que esta patología la presentan en mayor proporción los mayores institucionalizados y los que viven en zonas rurales.

Estudios recientes parecen indicar que los pacientes con deterioro cognitivo leve tienen un riesgo mayor de desarrollar algún tipo de demencia. Es por ello que es tan importante un diagnóstico y tratamiento precoz de estos enfermos.

En Geriatel estamos comprometidos con todas las afecciones ligadas al paso de los años. Somos perfectos conocedores de cómo cuidar correctamente de los más mayores.