¿Cómo actúan las personas mayores ante las nuevas tecnologías?

6th junio, 2019

Desde que irrumpieran como un terremoto en nuestra sociedad, las nuevas tecnologías de la información, encabezadas por internet y las redes sociales, han sido señaladas en múltiples ocasiones como un producto para la gente joven y alejado de las personas mayores. Pero ¿cómo actúan las personas mayores ante las nuevas tecnologías? Desde Geriatel queremos poner el foco en este punto.

En primer lugar, cabe destacar que, en la actualidad, en España, el móvil en las personas mayores (según estos datos del Instituto Nacional de Estadística, de 65 a 74 años) está presente en la vida de la mitad de los mismos, ya que supone una herramienta muy útil para la comunicación. Sin embargo, en relación al uso de internet en el ordenador, tan solo el 17% ha usado un ordenador, mientras que solo el 16% ha accedido a internet.

Según las últimas estadísticas, la mayoría de los adultos mayores que se introducen en las nuevas tecnologías, suelen contar con entre 50 y 55 años, generándose un sentimiento de desfase respecto al uso juvenil de la plataforma. Empresas como Alcatel han prestado atención a la necesidad de teléfono por parte de las personas mayores, creando teléfono con teclados más grandes, que permitan a las personas mayores adaptarse y usarlos.

Pero si abordamos el uso de estas redes por parte de las personas de la tercera edad hay que plantear algunos problemas, tales como que se trata de productos con un uso demasiado complejo para muchos de nuestros mayores, generando cierto rechazo a los mismos por la dificultad de la aprender sobre los mismos, teniendo miedo a pulsar la tecla equivocada y borrar la información.

En el momento de acercarse a estos productos no consideran que sean objetos útiles, capaces de mejorar notablemente su calidad de vida, sino que en muchos casos suelen considerarlos poco útiles para ellos. A esto, se le une la capacidad económica de la que disponen, dado que estos productos tienen un alto coste y la publicidad enfocada a estos productos está destinada principalmente a los jóvenes, lo que no les hace partícipes de la misma.

De esta forma, es importante tener en cuenta que las nuevas tecnologías pueden notablemente mejorar la calidad de vida de las personas de la tercera edad, ampliando y manteniendo su red de relaciones, ser más activos y mostrarse más saludables, fortaleciendo su independencia y su memoria, así como superando los perjuicios sobre la misma, que le ayudarán notablemente en su día a día.