Síntomas de cansancio: Astenia

24th noviembre, 2017
síntomas de cansancio: astenia

¿Te sientes fatigado en cualquier actividad diaria que realizas? Son síntomas de cansancio que puede desencadenar la llamada “astenia”.

Seguramente es una palabra que hemos escuchando con anterioridad cuando los psicólogos se refieren a la “astenia primaveral u otoñal”, por le cambio de hora, clima, estación y demás.

La astenia se puede definir como un síntoma de cansancio constituido principalmente por la percepción de debilidad muscular, fatiga y malestar general.  Existen varios tipos según su causa, pero prácticamente todos los casos pueden tener solución si se realiza el tratamiento adecuado.

La astenia se diferencia de la fatiga crónica porque aún con descanso, los síntomas no mejoran o lo hacen muy poco.

¿Cuáles son los principales síntomas de la astenia?

Los síntomas de astenia dependen de la zona afectada según si afecta a todo o solo una parte del cuerpo. La persona que tiene astenia puede mostrar los siguientes síntomas:

  • Falta de energía.
  • Cansancio.
  • Agotamiento físico.
  • Agotamiento mental.
  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Dificultades para concentrarse.
  • Disminución de la vitalidad.
  • Alteraciones del sueño.

¿Cuáles son las causas de la astenia?

Lo primero que se tiene que hacer es localizar y valorar el grado de astenia, debiendo saber que en el aspecto orgánico se afectan en más o menos intensidad:

  • El sistema muscular: con fatiga fácil para esfuerzos prolongados, dolores difusos, calambres y contracturas.
  • El sistema cardiovascular y respiratorio: con disnea (respiración rápida), tensión arterial anormalmente baja, dificultad para mantenerse de pie, pulso debil y acelerado, y tendencia al síncope.
  • El aparato digestivo: falta de apetito (anorexia), digestiones pesadas y ardor (dispepsias), exceso de gases intestinales (flatulencía), distensión abdominal, estreñimiento.
  • El aparato genital: alteraciones de la libido, como impotencia o inapetencia sexual”.

El tratamiento de la astenia depende de la causa subyacente. El objetivo del tratamiento es en la restauración de energía y recuperar así la fuerza muscular para ser capaz de optimizar su uso y función.

La astenia que resulta de infecciones a menudo se trata con antibióticos dependiendo del patógeno que causa la infección. Los corticoesteroides y otros medicamentos para suprimir el sistema inmunológico pueden ser utilizados para gestionar Astenia resultante de trastornos autoinmunes.

Gracias a una residencia de personas mayores en Madrid, como Geriatel, a través de una atención integral que lleva a cabo nuestro equipo de profesionales podemos reducir los síntomas de cansancio de la astenia en los ancianos.