El asma y los síntomas de alergia en los mayores

16th marzo, 2017
flor primavera, alergia, asma,

Como consecuencia de la subida de las temperaturas y la primavera a la vuelta de la esquina, surgen las patologías más comunes de esta temporada, como son el asma y la alergia en las personas mayores.

En primer lugar, tenemos que señalar que los alergenos no entiende de edades y podemos desarrollar esta patología en cualquier momento de nuestra vida. También hemos de tener en cuenta, que con la vejez los ojos al igual que la piel  son mas sensibles y además hemos de contar con la interacción de los medicamentos y el uso de antihistamínicos sedantes. 

Los síntomas de alergía suelen ser comunes a todos los alérgicos, independientemente de la edad que tengan. Sin embargo, los mismos síntomas se pueden complicar más en niños y en los ancianos porque estos son más sensibles.

Con respecto al asma, es una de las más típicas en los ancianos durante esta época del año. El asma es una enfermedad crónica del sistema respiratorio caracterizada por episodios de obstrucción generalizada y variable de las vías respiratorias. Provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, lo que deriva en dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

A pesar de que la aparición de alergias es menos frecuente en personas mayores de 60 años, el asma que se inicia en la vida adulta puede ser más persistente y resistente a los medicamentos, aunque a esta edad suele ser más frecuente el asma no alérgica.

Cuando hablamos de asma en los mayores debemos diferenciar dos grupos de pacientes:

  • Por un lado, aquellos que padecen la enfermedad desde jóvenes. 
  • Y por otro, asmas de respiración tardía, que muchas veces guarda relación con un episodio de infección respiratoria.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

Los síntomas puede ser confusos pero los más frecuentes son:

  • Respiración con pitos en el pecho
  • Tos prolongada, que puede ir acompañada de expulsión de moco
  • Dificultad para respirar y sensación de ahogo
  • Opresión en el pecho

No debemos confundir nunca con bronquitis.

También es papel fundamental es de los familiares de los mayores que padecen asma o alergia, ya que deben saber que puede sufrir algunos cambios psicológicos y neurológicos,  que pueden afectar a sus posibilidades de tratamiento.

La depresión o la demencia son otros de los problemas que puede surgir y del que se debe tener especial cuidado.

De todos modos, tanto el asma como la alergia se puede combatir en este tiempo primaveral y por tanto, sobrellevar con total normalidad desde el punto de vista clínico.